El equipo ganador, formado por dos alumnos de la Institución Católica, ha diseñado unos guantes que, mediante sensores, emulan el sonido de cualquier instrumento musical

29 Febrero 2016
 

Desarrollar nuevas aplicaciones y servicios que contribuyan a mejorar la vida de las personas, haciendo uso de la enorme cantidad de datos que se generan en la era digital ha sido el gran reto de un grupo de estudiantes y profesionales que ha visto en la tecnología la posibilidad de satisfacer grandes necesidades sociales. Bajo esta premisa, una treintena de personas se reunió durante tres días en la UCAM, en el marco de la IV edición de Hack For Good, un maratón de desarrollo de aplicaciones, promovido por Telefónica e impulsado desde el ITM Instituto Tecnológico de la Universidad y ALUMNi UCAM. 

Doce proyectos llegaron a la final de esta gran cita de emprendimiento e innovación, donde se impuso la propuesta Gloves of Music Experience, un prototipo de guantes que permiten al ser humano tocar cualquier instrumento musical. El dispositivo, ideado por Pablo Martínez y Diego Fernández, estudiantes del Grado en Ingeniería Informática de la UCAM, es capaz de emular sonidos instrumentales, incentivando la práctica de la musicoterapia en personas con problemas motores, cognitivos, sensoriales o emocionales, ofreciéndoles la experiencia de tocar un instrumento o componer una canción, a través de sus propias capacidades.

El guante, controlado mediante una aplicación móvil, consta de diversos puntos sensitivos que se transforman en notas musicales. Son, precisamente, estos sensores de movimiento los que permiten a la persona seleccionar y modificar los sonidos que se emiten con un simple gesto. El diseño del proyecto, creado en un tiempo récord, fue seleccionado finalmente por el jurado del evento como el más disruptivo, de entre los once restantes, otorgando a sus creadores un premio económico de 1.000 euros, que posibilitará la puesta en marcha del mismo. 

El segundo premio de este hackathon de innovación social, dotado con 600 euros, fue para el proyecto OVI, una app destinada a facilitar el disfrute del tiempo libre a personas con deficiencias visuales y auditivas, mediante la localización personalizada de lugares de ocio e interés, a través de Google Maps y soluciones de realidad aumentada. Por último, XDroneTeam se hizo con el tercer premio, de 400 euros. Los impulsores de este proyecto, presentaron al jurado un prototipo de dron modular formado por gadgets y accesorios para su personalización y configuración.