El curso de Smart Factory, Industria 4.0 llega a su fin. Durante 8 semanas, 39 alumnos han profundizado en Internet de las cosas (IoT), Ciberseguridad, Cloud o Big Data de la mano de siete consultores expertos en estas materias, con los que han podido desarrollar un proyecto empresarial, reinventarse desde un punto de vista laboral o incorporar nuevos procesos o indicadores a sus empresas.

07 Febrero 2018

Jorge Hierro, director del programa Smart Factory impartiendo la última clase

 

Se trata de un curso organizado por el Instituto Tecnológico de la UCAM (ITM) y la Fundación Incyde cuyo punto de partida era analizar los sectores de comunicación, informática, programación e innovación y adaptarlo al perfil de cada alumno. Según explica el director de este programa Jorge Hierro “ con Smart Factory hemos cumplido un  triple objetivo: a los alumnos que están en situación de desempleo les hemos dado la posibilidad de reinventarse, a los emprendedores les hemos guiado en su proyecto empresarial, y ahora son más de seis los que están en disposición de ponerlo en marcha y a los alumnos que están trabajando en una empresa, les hemos aportado novedades creativas y procesos de mejora que ahora pueden adaptar a sus empresa”. Para Hierro, Internet de las cosas (IoT) es el futuro que ya está en el presente. “La comunicación entre dispositivos proporciona datos que el empresario debe interpretar y ajustar a las estrategias de negocio, en función de la naturaleza de la empresa y así seguir creciendo”.  

Bernardo Hernández, otro de los consultores de este curso, define las características del Big Data como las 3V’s: volumen, velocidad y variedad. “En la actualidad ya podemos disponer a bajo coste de la capacidad de computación para procesar estos datos y convertirlos en información con multitud de herramientas que, además, pueden ser gratuitas. El gran reto, que nosotros les hemos planteado a nuestros alumnos es ser capaces de convertir toda esa información en un valor para la empresa. Esto implica que en el mercado laboral, el analista de datos sea uno de los perfiles profesionales más demandados”.

Para Hernández, una de las conclusiones de este curso es que “hoy día es mucho menos costoso emprender un negocio en el sector de las TIC, debido en parte, a lo accesible que es la tecnología y las posibilidades que ofrecen las diferentes soluciones cloud, tanto a nivel de aplicaciones como de plataformas e infraestructuras, permitiendo a las pequeñas compañías ponerse en marcha con mayor velocidad, sin la necesidad de grandes inversiones en hardware o software”.