23 Marzo 2020

Medidas dirigidas a proteger el empleo.

 

El Gobierno de España ha incluido en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, una serie de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 (BOE del 18 de marzo). Estas medidas de carácter laboral tratan de dar una respuesta temporal e inmediata a la situación de emergencia y excepcionalidad provocada por el COVID-19.

Las medidas deberán ser implementadas de manera prioritaria frente a la cesión temporal o reducción de la actividad.

Son de aplicación para:

  • Personas trabajadoras por cuenta ajena
  • Socios trabajadores que coticen al desempleo de: Cooperativas de trabajo asociado o Sociedades laborales.
  • Trabajadores autónomos, en su condición de empleadores.
  • Empresas

Las medidas previstas en esta norma, que afectan directamente al ámbito laboral, se resumen en las siguientes:

1. Medidas de promoción de trabajo a distancia:  Siempre que sea razonable, técnicamente posible y no suponga un esfuerzo de adaptación desproporcionado, las empresas promoverán fórmulas de trabajo a distancia, con el objetivo de mantener la actividad económica y que las personas trabajadoras no sufran mermas en sus ingresos.

2. Derecho de adaptación horaria y reducción de jornada: Establece mecanismos que dan derecho a la persona para que la empresa reorganice su trabajo a efectos de facilitar el cuidado, o a reducir su jornada con pérdida proporcional del salario, y sin que su ausencia pueda implicar ninguna sanción. 

3. Medidas excepcionales para la tramitación de suspensión de contratos y reducción de jornada:

- ERTE BASADO EN FUERZA MAYOR TEMPORAL

     • ¿Qué es la fuerza mayor temporal relacionada con el Covid-19? El Real Decreto-Ley especifica en qué consiste la fuerza mayor temporal derivada del Covid-19:

Causas directas

  1. Medidas gubernativas de contención adoptadas como consecuencia del Covid -19, incluida la declaración del estado de alarma.
  2. Incidencia de la enfermedad en la plantilla, ya sea de manera directa, o por razones de aislamiento preventivo decretados por razones médicas acreditadas.

Causas Indirectas

  1. Pérdidas de actividad
  2. Suspensión o cancelación de actividades indirectas.
  3. Cierre temporal (locales de afluencia pública
  4. Falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad.

4. Ampliación de la protección por desempleo de las personas afectadas por ERTE. Se establecen dos garantías de derechos para las personas trabajadoras afectadas por ERTE tramitados conforme a las causas referidas en los dos apartados anteriores:

      a. Reconocimiento del derecho a la prestación por contributiva por desempleo con independencia del periodo de cotización previo.

      b. Contador a cero: La prestación por desempleo disfrutada durante los ERTE basados en causas relacionadas con el Covid-19.

Las personas que trabajan a tiempo parcial o bajo un contrato fijo-discontinuo van a verse afectadas de forma diferente en su actividad por el Covid-19, ya que, por las características de su modalidad contractual, es probable que no sean afectadas por ERTE sino directamente por un periodo de inactividad.

5. Beneficios del desempleo para personas contratadas a tiempo parcial y fijas-discontinuas. Estas personas recuperarán las prestaciones que perciban durante el periodo de inactividad consecuencia del impacto del Covid-19, por el cual se entenderá:

• Aquel que resulte por diferencia respecto del efectivamente trabajado el año anterior en esta fecha.

• En caso de ser el primer año, se estará a los periodos de actividad de otros trabajadores comparables en la empresa.

Se ha establecido a estos efectos un límite máximo de 90 días, que serán considerados periodo no consumido, en función de los periodos que queden acreditados conforme a estas normas, reconociéndose de modo automático por el SEPE.

La imposibilidad de presentación de las solicitudes de alta inicial o reanudación de la prestación y el subsidio por desempleo, o la realizada fuera de los plazos establecidos legalmente, no afectará a la duración del derecho a la prestación correspondiente.

6. Prórroga automática de la prestación y subsidio por desempleo sin necesidad de desplazamiento a la oficina pública.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) gestionara la prestación generada junto a las empresas que han realizado un ERTE. Así mismo, se encargará de prorrogar automáticamente todas aquellas prestaciones por desempleo vigentes antes, durante y posteriores a la crisis sanitaria.

Fuente: Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo