24 Junio 2015
 

La transformación digital de las empresas presenta una gran oportunidad para impulsar su competitividad.

    

Gráfica publicada en www.well-comm.es

¿Qué entendemos por Industria 4.0?

Diferentes publicaciones afirman que la Industria 4.0 es consistente con la llamada Cuarta Revolución Industrial, acentuando la idea de una creciente y adecuada digitalización y coordinación cooperativa en todas las unidades productivas de la economía. En la actualidad, se presenta como un proceso de cambio en el desarrollo industrial que generará nuevos modelos de negocio a través de un uso intensivo de internet y tecnologías punta, cuyo objetivo será crear smart-industries generadoras de energías más inteligentes y medioambientalmente más respetuosas.

Durante la segunda mitad del siglo XVIII, con el desarrollo de la máquina de vapor y la mecanización, fuimos testigos de la Primera Revolución Industrial. Posteriormente, a finales del siglo XIX, con el desarrollo y aplicación intensiva de la electricidad con fines domésticos e industriales se produjo la denominada Segunda Revolución Industrial. Ya en el siglo XX, con la automatización de los procesos, entramos en la Tercera Revolución Industrial. Y hoy en día podemos decir que estamos viviendo los albores de una nueva era en la transformación industrial, caracterizada por la inter-conexión de máquinas y de sistemas y por un fluido intercambio de información. La Cuarta Revolución Industrial se sustenta en el internet de las cosas (IoT), las máquinas (M2M) y el Big Data. Redes, dispositivos, sensores, sistemas de comunicación e información…. “all connected”, definen una industria que tiende a la interconexión total de todos los equipos, máquinas, sistemas de supervisión y gestión y que, junto con la aparición de la "nube" y el cloud computing, hacen posible enfocar las cosas desde una nueva perspectiva.

Este concepto de la nueva estructuración industrial o Industria 4.0, fue acuñado por primera vez en Alemania. El reto está en el “desarrollo de software y sistemas de análisis que convierten la nube de datos producidos y generados por las nuevas fábricas inteligentes, empresas, usuarios, consumidores y mercados, en información útil y valiosa”, según Mark Watson, alto ejecutivo de la firma alemana IHS. Es decir, el desafío de la Industria 4.0 está en la gestión del Big Data.

Características de las “smart-industries”

Este nuevo paradigma industrial se ha producido gracias al uso de las nuevas tecnologías. Las fábricas se están convirtiendo en plantas digitalizadas y robotizadas. Ya no es algo “futurista” ver cómo los diferentes procesos están interconectados y las máquinas interactuarán entre sí y con las personas. Las características de esta nueva era se resumen en:

•   Máquinas trabajando con humanos: el factor fundamental en la “Industria 4.0″ es el ser humano que interactuará con la máquina de forma colaborativa.

•   Fabricación “adaptable”: plena adaptación a las necesidades de la sociedad o del cliente, variando la producción y creando productos personalizados.

•   Instalaciones autónomas: plantas “autogestionables” y cadenas de producción más flexibles.

•   Información en tiempo real: para mejorar la eficiencia de la planta y controlar a tiempo posibles fallos o errores.

•   Fusión entre lo “virtual” y lo “real”: prototipos de producto que se diseñan y prueban virtualmente, antes de su fabricación real.

Desafíos y tendencias de la Cuarta Revolución Industrial

Robots inteligentes que trabajan de manera natural con los operarios, multisensores para que las máquinas se comuniquen, realidad aumentada para visualizar prototipos…todo esto y más son los desafíos que se presentan para las fábricas inteligentes, donde el mercado español ya está encontrando su lugar. Las tendencias del mercado y fabricantes apuntan hacia esta evolución, donde Ethernet Industrial juega un papel clave. Podemos destacar:

-La Robótica: robots colaborativos capaces de trabajar mano a mano con los operarios de una fábrica

-Motion Control: incorporación de servo motores con el driver incorporado, proponen soluciones más flexibles en la fabricación

-HTML5 + Multi Touch: programas basados en HTML5 capaces de visualizarse y adaptarse a diferentes tamaños de pantalla de los dispositivos (Responsive). Esto trae implícito el concepto BYOD (Bring your own device), tendencia al alza que permite a los empleados trabajar con su propio dispositivo móvil para controlar las máquinas o plantas.

-Ethernet Industrial: posibilita la comunicación en una sola red de todos los niveles de planta.

-Internet de las Cosas + Big Data + Nube. El potencial económico del “Internet de las cosas” para empresas y gobiernos es enorme; según Cisco, hasta 14,5 billones de euros podrían estar “en juego” en el horizonte de 2023. 

Noticias relacionadas:

El Ministerio de Industria presenta a los agentes sociales el proyecto "Industria conectada 4.0"