El escenario laboral de los “gigonomics” se basa  en la contratación de profesionales según las necesidades concretas de la empresa en un momento dado, lo que lleva a la desaparición de la relación laboral a lo largo de los años, centrándose en una colaboración a corto o medio plazo

13 Abril 2016
 

En los últimos tiempos el mundo de la empresa ha experimentado importantes cambios, tanto en la forma de gestión interna como en la manera de relacionarse con los clientes y hacer marketing. Están siendo la innovación, las nuevas tecnologías, las redes sociales o el management las palancas de cambio a la hora de hacer negocios. Esto ha provocado que el modelo empresarial como lo entendíamos hace años deje de tener sentido hoy día, cobrando gran relevancia la idea de que las personas hacen a “la empresa” y, por tanto, es fundamental la marca personal de cada individuo en la misma.

En este sentido aparece el término Gigonomics o Gig Economy, acuñado por primera vez por Tina Brown, directora de la revista Daily Beast, para describir la realidad de un nuevo mercado de trabajo en la que el individuo, más que los países y las empresas, es el que decide sobre su propio futuro; todo ello sumado a la situación coyuntural de crisis, que está provocando que los tipos de trabajo estén cambiando radicalmente.

Ante esta situación, comienza a conformarse una economía en la que casi nadie va a tener un trabajo real y en la que cada trabajador es un GIG, entendiendo por ello “al profesional que colabora a corto plazo con las empresas mediante contratos para hacer proyectos concretos, obteniendo así colaboraciones con distintas y diversas empresas a la vez”, tal y como indica José Manuel Casado, presidente de la Consultora 2C. 

Se trata pues de una evolución natural que permite al profesional ser su propio dueño y organizar su trabajo, dotando a la empresa de una mayor flexibilidad al poder disponer de talento especializado para proyectos concretos, sin tener la necesidad de tener a la persona en su plantilla. Nos podemos cuestionar si esto no es lo que cualquier autónomo viene haciendo desde hace muchos años, pero el concepto va más allá, apuntando a que cada vez hay más personas que realizan varios trabajos -remunerados o no- de forma temporal, saltando de proyecto en proyecto, de empresa en empresa, de país en país. Cabría preguntarnos si nos encontramos ante una revolución del mercado laboral.

Actualmente ya están apareciendo plataformas que gestionan este nuevo mercado laboral, como es la española “gigoing”, o marketplace de talento, que permiten a los freelance administrar su marca personal, destacar sus habilidades, recibir valoraciones, así como ganar visibilidad global.

ENLACES DE INTERÉS

Personal Branding, hacia la excelencia y la empleabilidad por la marca personal

Gigoing