En un estudio sociológico en el que, a través de las respuestas ofrecidas por cerca de 3.400 Ingenieros Técnicos Industriales y Graduados en Ingeniería de la rama industrial de todos los ámbitos productivos y de toda la geografía española, se valora la situación actual del sector ofreciendo datos relevantes para la toma de decisiones tanto en el ámbito público como privado.

12 Febrero 2021

Imagen de la videoconferencia en la presentación Barómetro Industrial 2020

 

El IV Barómetro Industrial del COGITI-Cátedra Internacional COGITI de Ingeniería y Política Industrial (UCAM) correspondiente al 2020, se ha presentado por el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI) con la colaboración del Consejo General de Economistas de España (CGE) de manera virtual.

César Nicolás, director ejecutivo de ITM y secretario de la Cátedra COGITI-UCAM, participó en la jornada junto a José Antonio Galdón, representante del COGITI, la coordinadora del Barómetro, Mónica Ramírez; y por parte del CGE, su presidente, Valentín Pich, y el director de la Cátedra EC- CGE y coordinador del Informe, Salvador Marín.   

La Universidad Católica de Murcia, a través de su Cátedra Internacional COGITI de Ingeniería y Política Industrial, colabora en el desarrollo del sector industrial promoviendo los estudios relacionados con la Ingeniería Industrial, impulsando la investigación y la colaboración en proyectos de formación y emprendimiento.

Con respecto a la situación actual la percepción de los ingenieros es notablemente más negativa que en 2019: el 25,28% marcó las opciones de mala y muy mala (22,25% y 3,03%), un 56,23% optó por la intermedia, y un 18,49% consideraba que era buena o muy buena (17,94% y 0,55%) o muy mala (38,62% y 15,6% respectivamente), mientras que el 34,70% se decanta por el nivel intermedio, y tan solo el 11% restante considera que es buena o muy buena (10,69% y 0,39%). Aunque el Barómetro Industrial 2020 refleja también la valoración que realizan los trabajadores sobre la empresa donde trabajan, casi el 62% de los trabajadores por cuenta ajena considera que su situación laboral es buena o muy buena (46,02% y 15,64%, respectivamente), frente a un 10% que la considera mala o muy mala (7,25% y 2,56%). Además, un 52% de los ingenieros encuestados opina que la crisis generada por la COVID-19 ha afectado a la situación económica de su empresa. Por parte de empresarios o autónomos, la respuesta mayoritaria sobre la situación actual de su empresa, también corresponde a la opción intermedia, con un 50,47% de las respuestas y a pesar de las dificultades actuales, mantendrá el número de empleados de su empresa, frente a un 15% que considera que la tendencia será a disminuir y tan solo un 10% piensa que realizará nuevas contrataciones. A la pregunta de si ha tenido que prescindir de alguno de sus trabajadores por la situación de crisis sanitaria generada por la COVID-19, la gran mayoría, el 73%, ha señalado que no, frente a un 9% que ha contestado afirmativamente, y un 18% ns/nc.

Preguntados por el impacto que tendrá la crisis del coronavirus en el ámbito industrial para los próximos meses, algo más de la mitad de los ingenieros encuestados, el 56%, cree que dicho sector se va a reducir entre el 5 y el 25%. Por su parte, otro amplio 30% opina que se reducirá en más de un 30%. Las demás opiniones, aunque minoritarias, nos indican que un 7% piensa que no variará, un 5% que aumentará entre el 5% y el 25% y, por último, un 2% que aumentará en más del 30%

Creación de la Mesa de la Industria

Más del 80% de los ingenieros encuestados piensa que es necesario que el Gobierno cree la “Mesa de la Industria” para definir y hacer un seguimiento de qué proyectos industriales deberían apoyarse con los fondos europeos. Esta Mesa estaría formada por todos los representantes de la misma (COGITI, patronal, CCAA, Economistas, profesionales y empresas).

Plan de transformación industrial

Más del 90% de los Ingenieros encuestados consideran necesario que el Gobierno de la Nación ponga en marcha un Plan de transformación industrial, para que las empresas e industrias puedan adaptarse a las nuevas necesidades productivas que surjan en la sociedad. 

Inteligencia Artificial

 Ante la situación actual, la mayoría de los encuestados (65,03%) considera trascendental la modernización y mejora de la competitividad del tejido industrial, incluyendo la ética y la deontología profesional en los algoritmos que rigen la Inteligencia Artificial. 

En general, la visión en 2020 es considerablemente más pesimista que años anteriores debido al panorama de crisis que ha provocado la pandemia del coronavirus, aunque entre los encuestados se percibe una intención de mejora y de adaptación a los cambios que se están produciendo mediante herramientas como la "Mesa de la Industria", el Plan de transformación industrial y la inclusión de la Inteligencia Artificial.