10 Febrero 2016
 

El crowdfunding o micromecenazgo, también conocido como “financiación masiva o colectiva en red”, se basa en aportaciones o donaciones económicas que consiguen financiar un determinado proyecto a cambio de recompensas o participaciones de forma altruista.

El origen del micromecenazgo, comúnmente conocido en la actualidad como crowdfunding, lo encontramos en las donaciones. La primera acción de crowdfunding se atribuye oficialmente al grupo de rock británico Marillon, en el año 1997, con el fin de financiar su gira por EEUU. En España fue ya en 1989 cuando el grupo Extremoduro consiguió financiar su primer disco gracias a donaciones de otras personas.

Actualmente la iniciativa del micromecenazgo acoge proyectos variados de topo tipo: ideas, causas, startups…y de todas las naturalezas:  sociales, culturales, creativas y científicas, entre otras. 

Modelos de micromecenazgo o crowdfunding

  • Donaciones: es el modelo más sencillo en el cual se realiza una contribución al proyecto o causa sin esperar beneficios a cambio. Se suele utilizar en proyectos de tipo social , organizaciones benéficas o campañas políticas de las que puede resultar alguna deducción fiscal.
  • Recompensas: en esta modalidad se ofrece algún tipo de gratificación o recompensa a quienes hacen aportaciones a cambio de sus contribuciones. La recompensa suele ser el propio producto que se intenta lanzar al mercado o descuentos en el caso de servicios.
  • Acciones - Inversión en el capital social (equity): se lleva a cabo una venta de participaciones de la nueva empresa, generando la oportunidad a los contribuyentes de convertirse en accionistas con un posible retorno financiero.
  • Deuda – préstamos “peer to peer”: se trataría de pequeños préstamos que realizan los contribuyentes a cambio de algún tipo de interés fijo (crowdlending). 
  • Royalties – participación en beneficios: en estos casos, se invierte en un determinado proyecto o empresa y se espera obtener una parte, aunque sea simbólica, de los beneficios.

Diferentes plataformas de crowdfunding

Resulta muy importante seleccionar la plataforma de crowdfunding que más se pueda ajustar a las necesidades concretas del proyecto o situación personal del impulsor de la idea, ya que cada plataforma tiene sus condiciones de exposición, comisiones, privacidad…etc.

Una de las plataformas más reconocidas es Kickstarter, que nace con la misión de ayudar a crear y dar vida a proyectos creativos, artísticos. Ideas4all se basa en el “global brain” o inteligencia colectiva. Indiegogo es una plataforma más generalista que acoge todo tipo de proyectos creativos y empresariales, al igual que Lánzanos que se basa en recompensa fundamentalmente. The Crowdangel invierte en startups de base tecnológica o modelos de negocio innovadores con alto potencial de crecimiento.  También podemos destacar BBVA Suma que pretende dar visibilidad y aglutinar proyectos de ONGs socialmente responsables.

Consulta la GUÍA COMPLETA DE PLATAFORMAS CROWDFUNDING EN ESPAÑA

RedEmprendia Crowdfunding

En este entorno y bajo la filosofía de que “hacer realidad tu proyecto es mucho más fácil cuando cuentas con el apoyo de otras personas” nace RedEmprendia Crowdfunding, la primera plataforma de financiación colectiva para proyectos universitarios del ámbito iberoamericano (España, Portugal y América Latina), en colaboración con Lánzanos y bajo el mecenazgo del Banco Santander a través de Santander Universidades.

A través de esta plataforma, los universitarios pueden conseguir recursos económicos para hacer realidad sus ideas, sumando pequeñas aportaciones de personas interesadas a las que deben ofrecer a cambio una recompensa. Está abierto a cualquier iniciativa emprendedora, tecnológica, cultural, social, medioambiental, etc, promovida por estudiantes, investigadores, profesores o egresados recientes.

Enlaces de interés:

Listado de plataformas crowdfunding

RedEmprendia Crowdfunding