El ex-atleta olímpico y actual presidente de la Federación de Atletismo de la Región de Murcia, Juanma Molina, ha sido el protagonista de esta iniciativa, en la que ha compartido junto a alumnos de la institución docente inquietudes y propuestas profesionales en el mundo deportivo

23 Diciembre 2016

Fotografía tomada durante la celebración del encuentro

 

Nuevas tendencias profesionales, oportunidades y retos en el ámbito deportivo han sido los ingredientes principales del encuentro mantenido esta semana en el vivero de empresas del Instituto Tecnológico de la Universidad Católica de Murcia (UCAM), y del que Juanma Molina, ex-atleta olímpico y actual presidente de la Federación de Atletismo de la Región de Murcia, ha sido el protagonista. La cita, enmarcada dentro de la iniciativa Job Coffee, del Servicio de Orientación y Empleo de dicha institución (ITM-SOIL), ofrece a los jóvenes universitarios una nueva visión sobre el ámbito laboral, a través del acercamiento de la experiencia profesional de empresarios de diversos ámbitos.

Envueltos en un ambiente distendido y dinámico para propiciar la participación de los asistentes, Molina ha compartido junto a alumnos del Ciclo Formativo de Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas de la UCAM (TAFAD), su dilatada trayectoria en el ámbito del deporte, donde destaca por ser medalla de bronce en los 20km marcha del Campeonato Mundial de Atletismo de 2005 y en los 20km marcha del Campeonato Europeo de Atletismo de 2002, entre otros logros.  

Poniendo de manifiesto que, a una edad medianamente temprana, el deportista de élite se enfrenta a un ‘retiro’ motivado por las características de su profesión, Molina ha trasladado a los alumnos la necesidad de contar con una formación, conocimientos y estudios que les permitan acceder exitosamente al mercado laboral, adaptándose de manera flexible a las “nuevas tendencias planteadas por un mundo cada vez más global y competitivo”. Al hilo de esto, ha profundizado en la evolución profesional y personal a la que se enfrentó al pasar de atleta a gestor de una entidad deportiva, ahondando en la importancia de “reciclarse profesionalmente de manera continua.”

Además ha destacado que “la perseverancia, la constancia y el trabajo son claves para el desarrollo profesional, personal y humano”, lo que permite afrontar nuevos retos y cambios de una manera eficiente y autónoma. Para concluir, ha puesto de manifiesto el papel que deportistas y atletas de éxito desempeñan como “referentes en la sociedad”, por lo que trabajar en los valores, buenas prácticas y educación de estos es vital para conformar personas en las que las nuevas generaciones puedan verse reflejadas.