27 Septiembre 2015
 

El concepto “unicornio” en el entorno de los negocios fue acuñado en noviembre de 2013 por Aileen Lee, fundadora de Cowboy Ventures, para referirse a aquellas startups o compañías tecnológicas que alcanzan el valor de USD$1.000 millones, durante el proceso de captación de fondos. 

¡Se trata de casos tan excepcionales y raros como ver uno de estos animales mágicos y mitológicos!

Podemos resumir una serie de datos interesantes que comparten las “empresas unicornio”:

  • se trata de empresas con estrategias de mercado B2C
  • nacen en la era de las redes sociales
  • la edad media de sus fundadores es de 34 años
  • el equipo promedio está formado por 3 emprendedores
  • en el 90% de los casos los fundadores ya se conocían, ya sea de su trabajo anterior, o de su universidad
  • radicadas en su mayoría en EEUU o China

Para formar parte de este selecto grupo de empresas exitosas deben darse o cumplirse determinados condicionantes:

  • ser un emprendimiento o startup de alto riesgo
  • tecnología disruptiva
  • tener menos de 10 años de vida
  • no cotizar en ninguna bolsa de valores
  • no haber sido comprada por otra compañía
  • alcanzar un valor de mercado de más de USD$1.000 millones

Por tanto, su potencial de crecimiento, la posibilidad de convertirse en líderes de un mercado o tener la capacidad para diversificar sus servicios, son algunos de los factores por los que una compañía de reciente creación puede llegar a valer más de 1.000 millones de dólares sin contar con un modelo de negocio claro, según recogemos de Expansión.

El problema radica, según indica Rodolfo Carpintier, "en que no existe un método suficientemente probado que sirva para valorar empresas de rápido crecimiento y millones de clientes -reales o potenciales- como sucede en el entorno de Internet, sobre todo en casos que no tienen todavía un modelo de ingresos probado". Por tanto en estos casos no se trata tanto de que la valoración de la startup sea la correcta, sino de que esté dentro de los parámetros de los inversores que harán extrapolaciones de:

  • potencial de futuro de la compañía, 
  • número de usuarios, 
  • fidelidad de los usuarios
  • capacidad que tenga para generar negocios paralelos
  • capacidad para convertirse en líder y referente de su sector

Ya en 2013, se identificaron cerca de 40 empresas “unicornio” y a día de hoy ya se cuentan más de 80, con empresas tan conocidas como Xiaomi, Dropbox, Uber, o Airbnb entre otras.

Pero, ¿por qué en España todavía no se han detectado “unicornios”? Según Colomer, co-fundador de Plug&Play España, se debe a tres factores básicamente:

  • los inversores españoles asumen menos riesgos que los estadounidenses
  • los emprendedores españoles son menos ambiciosos 
  • se generan ventas precipitadas de startups.

En España hay talento y buenas ideas, pero todavía nos queda camino que recorrer.

Enlaces de interés

Lista de los 80 “Unicornios”, según revista Fortune

Welcome To The Unicorn Club: Learning From Billion-Dollar Startups