El Instituto Tecnológico de Murcia (ITM) ha colaborado con el curso de verano ‘Liderazgo y Emprendimiento’ organizado por UCAM y AJE, ambos de Cartagena impartido por el vicerrector de Relaciones Internacionales y Comunicación, Pablo Blesa, quien asegura que un líder debe cumplir 14 características que se les exigen a los marines americanos.

13 Julio 2018

Momento del curso impartido por el vicedecano de Relaciones Internacionales y Comuniciación, Pablo Blesa

 

En el mundo laboral y personal, el líder siempre será aquel que consiga inyectar en su equipo un plus de energía que permita desarrollar las tareas. El vicerrector de Relaciones Internacionales y Comunicación de la UCAM, Pablo Blesa, asegura que el éxito está definido como la suma de trabajo, talento y acierto, sin embargo, para Blesa esta fórmula es completa si le añadimos liderazgo “Nunca podrás tener éxito si eliges más tu área de trabajo. El éxito es subjetivo y cada uno lo define como le interesa, para algunos es conseguir sus sueños y eso a veces no tiene nada que ver con el dinero, sin embargo, también hay quien prefiere el éxito material”.

A este curso de verano, que se desarrolló en el Ayuntamiento de Cartagena, asistieron representantes de varias asociaciones, emprendedores y empresarios que recibieron de la mano de Pablo Blesa, las 14 características que debe tener un buen líder. 14 rasgos que Blesa identifica en el cuerpo de marines americanos y que en su opinión son extrapolables al mundo empresarial. Se trata de la justicia, (ecuanimidad, las normas para trabajar y triunfar son las mismas para todos), juicio con la capacidad de tomar buenas decisiones, que la gente con la que trabajas y convives confíe en ti, iniciativa, toma de decisiones, tacto, ser íntegro, entusiasmo por las cosas, buena presencia, carecer de egoísmo y poseer coraje.

Para Blesa cada institución genera un liderazgo distinto al que deben adaptarse, para escenificarlo ofreció numerosos ejemplos de líderes que tomaron buenas y malas decisiones a lo largo de su vida, lo que les permitió permanecer como un héroe, como Sully, el piloto de avión americano que amerizó sobre el río Hudson en Nueva York salvando la vida a 155 pasajeros, o el capitán Francesco Schettino, cuyas malas decisiones le llevaron a naufragar el barco Costa Concordia frente a la costa italiana provocando 32 muertos y por lo que está en la cárcel.