La incorporación de las TIC es el nuevo reto de la microempresa y la pyme murciana

18 Septiembre 2015
 

El relevo generacional es una etapa más del ciclo de vida de las empresas. La tradición y la adaptación a los nuevos tiempos deben estar unidos, con el fin de mantener y garantizar la continuidad de empresas en funcionamiento, contribuyendo al desarrollo económico y evitando así la pérdida de puestos de trabajo.

Rosario Nicolás representa la segunda generación de la familia de “artesanos de la carne”, Carnicería Fulgencio, especializada en un producto exclusivo de la Región, como es el chato murciano. El negocio, situado en el municipio de Archena, arrancó en 1991 de la mano de su padre, Fulgencio Nicolás, y desde entonces no ha dejado de crecer. Desde el primer momento el objetivo de esta empresa familiar se ha basado en ofrecer a los clientes productos únicos y de alta calidad, elaborados de forma tradicional, y siempre con un toque de innovación y diferenciación respecto al resto de productos del mercado. 

Obligados a seguir avanzando, siempre respetando la filosofía básica del negocio, esta joven emprendedora decidió, con el apoyo del ITM Instituto Tecnológico de la UCAM, llevar a cabo nuevas políticas de innovación y crecimiento en la empresa, con el fin de alcanzar un incremento potencial de clientes. Desde la Universidad, y a través de un acompañamiento personalizado, han logrado dar el salto al mundo digital, poniendo en marcha su propia página de e-commerce (www.carniceriafulgencio.es), con el fin de vender directamente sus propios productos en toda España, y pudiendo controlar, sin intermediarios, todos los aspectos del proceso, desde la calidad y tiempos de entrega, hasta los precios. 

“Teníamos que ofrecer la posibilidad de que todo el mundo pudiera llegar a nosotros. Para ello, nos hemos tenido que dotar de una nueva estructura interna, aplicando nuevos modelos de organización y herramientas digitales y, sobre todo, adaptándonos a los nuevos tiempos”, destaca Rosario.